Si tuviera que destacar algo de las cartas escritas por Pablo necesitaría 564 páginas, que son las que ocupan (en mi Biblia), porque todo, absolutamente todo me parece destacable. La certeza con la que trata cada detalle el apóstol Pablo, la destreza a la hora de describir un contexto histórico, y la manera tan correcta con la que acaba enlazando a todos su mensaje me genera una profunda admiración.

Siempre he creído que el mayor ejemplo de un plantador de iglesias en la biblia es el Apóstol Pablo, y ¡Qué mejor que tomar estas dos clases en la semana! . Conocer el sentir de Pablo por la iglesia que a su vez me enseña que todo el trabajo que un plantador de iglesias vaya a llevar cabo tiene que ser llevada a cabo bajo la guía, aprobación y poder del Espíritu Santo. Solo el Espíritu Santo puede darle vida a las semillas que este hombre diariamente está sembrando en los incrédulos y creyentes, solo el Espíritu Santo puede capacitarlo para vivir su llamado; La gran comision.

Veo la gran comisión como un llamado a capacitar hombres y mujeres para amar la iglesia, solo alguien que ama la iglesia sabrá trabajar de la mano de Dios para su edificación y la plantación de iglesias, es el modelo bíblico que encontramos a la luz de todo el Nuevo Testamento. La iglesia local, funciona entonces, como la forma en que Dios lleva a cabo su plan de redención y la edificación de aquellos que ama.

Una iglesia sana es el puente que conectará el mundo con Aquel que hace el llamado.

No entender esto nos puede llevar a pensar que la plantación de iglesias es un proyecto personal o un proyecto empresarial y que por lo tanto se puede llevar a cabo utilizando métodos humanos. Si alguien desea ser un plantador, es importante tenga un entendimiento de lo que realmente es el evangelio y una eclesiología bíblica, ya que es la persona que Dios va a utilizar para establecer los fundamentos bíblicos en los comienzos de la iglesia plantada, así que su comprensión bíblica es súper importante. Una plantación con fundamentos débiles, será una iglesia débil teológicamente y en su desarrollo sufriría las consecuencias de la negligencia bíblica de su plantador.

Es importante que un plantador tambien esté siendo mentoreado por una auotoridad que pueda ayudarlo y supervisar el proceso de crecimiento, de acuerdo a los requisitos bíblicos establecidos 1 Timoteo 3:1-7. La rendición de cuentas es un fruto espiritual muy importante en el ministerio. Un modelo centrado en el evangelio, bien construido e implementado con sabiduría, puede tener un impacto mayor que cien iglesias sin rumbo.

Una iglesia sana, cumple con roles estratégicos en el diseño evangelístico de Dios: se convierte en un refugio, centro de formación, y foco de entrada de misiones para la expansión del evangelio. Y lo más importante, es el puente que conectará el mundo con Aquel que hace el llamado.

Cuando sientes el placer de Dios por su iglesia es dificil no amarla porque ¡Mientras más nos acercamos a Jesús más sentimos Su corazón!

Si tengo que elegir un motivo de por qué me ha gustado tanto esta semana de clases, diría que ha logrado con creces desprenderme de mí misma durante las horas que permanecía aprendiendo. Desprenderme de mí misma encontrándome al mismo tiempo en pequeños instantes de la vida de mis maestros. Además de que, conforme pasaban los días, me afirmaba en mi llamado, me enamoraba más de Dios, de su iglesia y sobre todo de edificar su casa. Es increíble como Dios ha trabajado en mi vida durante mi tiempo en vanguardia, cuando llegué pensaba que no sobreviviría que me volvería loca en tan solo unos meses (orgullo) pero aquí estoy, mas cuerda que nunca, mas fuerte, mas viva, derribando incluso mis propias expectativas y es que, cuando sientes el placer de Dios por su iglesia es dificil no amarla porque ¡Mientras más nos acercamos a Jesús más sentimos Su corazón!

Esta fue una semana de mucho aprendizaje. Lo maravilloso del aprendizaje es que se pueda dar en muchas formas. Definitivamente quiero pasar toda la vida aprendiendo. Me gusta que sea un proceso y que tome tiempo asimilar el nuevo conocimiento. Dios es el que hace el llamado, Él tambien es quien nos capacita para cumplirlo.

–  Huitzi Gonzáles, Estudiante de Diplomado en Estudios Bíblicos.